Aston Martin DBX: el primer SUV de Aston Martin

Lo último de Aston Martin ya ha llegado. Con 106 años de historia, el Aston Martin DBX simboliza un nuevo capítulo para esta gran marca. El primer SUV de Aston Martin que demuestra su evolución hacia el futuro.

Un proyecto iniciado en 2015, cuyo resultado final nos adentra en una nueva era en el mundo del motor y la deportividad, donde rendimiento, estilo y versatilidad son los grandes protagonistas.

Un SUV lujoso y dinámico que presenta nuevos estándares en este segmento de vehículos. En palabras del propio Presidente y CEO del grupo, Andy Palmer: “El DBX marca un momento clave en nuestra tercera y última fase de nuestro Second Century Plan”.

El Aston Martin DBX ha sido construido sobre una arquitectura completamente nueva diseñada para trasmitir la esencia de Aston Martin a sus ocupantes y adaptarse a su estilo de vida. Un deportivo de última tecnología, cómodo y lujoso que emocionará simplemente con mirarlo.

Un modelo que se fabricará en las instalaciones de Aston Martin en St Athan en Gales, en una nueva plataforma dedicada únicamente a los SUVs, algo muy exclusivo y distintivo de este sector.

Un todoterreno deportivo e innovador ideal para lanzarse a la aventura. Gracias a su tracción total con distribución de par variable y suspensión neumática ajustable en altura, permite hacer frente a cualquier reto dentro y fuera del asfalto.

Su estructura fabricada con materiales compuestos y aluminio laminado aporta resistencia y ligereza, que proporcionan a este deportivo un peso total en vacío de 2.245 kg, a la vez que le permite acentuar su carácter aerodinámico.

El primer 5 plazas de Aston Martin polifacético capaz de adaptarse a las distintas necesidades de sus propietarios, gracias por ejemplo a su amplio y luminoso interior líder en el segmento, sus 6 modos de conducción o su maletero de 632 litros ampliables con la posibilidad de abatir los asientos traseros.

En su corazón se encuentra el mejorado motor V8 biturbo de 4 litros procedente del Vantage y DB11, que ahora proporciona 550 CV de potencia y 700 NM de par y va acoplado a una transmisión automática de 9 velocidades.

La versatilidad de este motor se aprecia en su sistema de escape activo que garantiza que sea un SUV de lujo capaz de sonar elegante y estimulante a la vez. Al exprimir su rendimiento, el DBX es capaz de hacer el 0 a 100 km/h mph en menos de 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h.

Un SUV que representa el futuro de Aston Martin, capaz de proporcionar experiencias únicas a sus futuros propietarios. Una preciosa creación hecha a mano y avanzada tecnológicamente que representa un antes y un después para la marca.

No pierda detalle porque muy pronto, el Aston Martin DBX aterrizará en nuestro Concesionario Oficial de Barcelona.

Escribe un comentario