Los icónicos DBS y Supeleggera fusionados en un deportivo más agresivo

Aston Martin, la firma británica que combina la deportividad y la elegancia por excelencia, ha confirmado el retorno de su clásico DBS y de su vehículo insignia, el Superleggera.

Este nuevo lanzamiento es la versión más deportiva y aligerada del DB11. Y aunque ambos vehículos comparten la estructura de aluminio, este modelo es más ligero gracias a la fibra de carbono de los paneles de carrocería, que supone una reducción de 72 kilos haciendo del Superleggera un vehículo de 1.700 kilogramos.

Aston Martin ha apostado por este nuevo lanzamiento creando una pieza de estética agresiva con una gran carga aerodinámica de 180 kilogramos, superior a cualquier otro modelo de la marca. Un corazón V12 biturbo con una potencia inigualable gracias a sus 725 CV, que pasa de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, y de 0 a 160 km/h en 6,4 segundos.

El regreso de los dos míticos iconos de la marca, el DBS y el Superleggera, han aportado un plus de agresividad en los deportivos de la marca que queda demostrado en los elementos del este vehículo.

El sistema de escape con dos salidas dobles, la válvula para ajustar el sonido, una suspensión activa con medio centímetro menos y unos frenos carbocerámicos que disponen de grandes discos y pinzas de 10 pistones en total, seis en el eje delantero y 4 restantes en el trasero, son algunos de los elementos que hacen de este vehículo un superdeportivo incomparable.

La fusión del DBS y el Superleggera regresa al mercado para convencer y enamorar a los públicos más exigentes.

 

Escribe un comentario