Lotus, los deportivos perfectos para rodar en circuito

Existen fabricantes de coches deportivos que suelen comercializar sus nuevos vehículos usando los datos de potencia y rendimiento como la única demostración de que son automóviles capaces de rodar a velocidades de vértigo, así como de ofrecer a su conductor sensaciones que podrían compararse con las de los vehículos de competición.

Pero en ocasiones, una gran potencia y unos datos técnicos impresionantes no se acaban materializando en un coche de espíritu deportivo, capaz de dar lo mejor de si en carreteras de montaña o circuitos, pues para ello la transmisión, el chasis, la dirección y la suspensión, entre otros muchos elementos, deben estar en sintonía.

Por suerte para los auténticos aficionados, existen marcas como Lotus, cuya total prioridad es la de crear vehículos deportivos que hagan disfrutar al conductor cada vez que pise con fuerza el acelerador de su vehículo. Una perfecta dinámica de conducción, una soberbia relación peso-potencia y un chasis a ras de suelo son las claves de unos deportivos fascinantes, que con una pequeña parte de la potencia y las prestaciones de vehículos competidores, son capaces de sacarles los colores… ¡incluso en circuito!

Lotus, el coche ideal para trackdays

Los trackdays o tandas son eventos que se celebran periódicamente en los circuitos, donde se permite rodar con vehículos que no sean exclusivamente de competición. Esto significa que los trackdays son el escenario perfecto para exprimir al máximo coches de calle que, dado su gran rendimiento, son imposibles de probar en carretera abierta.

Porque un trazado cerrado al tráfico es el verdadero lugar donde probar los coches deportivos. Con las pertinentes medidas de seguridad y todas las facilidades que pone un circuito permanente (asfalto abrasivo, escapatorias para evitar accidentes, vehículos de asistencia rápida, etc.), el conductor puede poner a prueba sus habilidades y también las capacidades de su coche.

 

Y es aquí donde los Lotus tienen un rendimiento excelso, pues su diseño y fabricación se realizan con el objetivo de alcanzar una conducción apasionante mediante la predisposición al sobreviraje, el perfecto control del vehículo en curvas enlazadas, gracias a su equilibrio de pesos, y motores con la potencia ideal para poder rodar en todo momento a altas revoluciones.

Si está buscando su primer Lotus, la elección perfecta es el Lotus Elise. Un deportivo que apenas supera los 800 kg. de peso, extremadamente ágil y con potencias entre 136 y 250 CV, que es el punto de partida perfecto para experimentar las indescriptibles sensaciones de pilotar un coche con motor central.

 

Por su parte, el Lotus Exige es un biplaza apasionante, un coche con todo lo necesario para hacer disfrutar al conductor en un trackday. Con un peso de 1.125 kgs. y una potencia que alcanza los 380 CV gracias a un motor V6 3.5 sobrealimentado, su relación peso/potencia le sitúa como un vehículo excepcional en términos de respuesta y manejabilidad.

En la cima de la gama de deportivos Lotus se encuentra el Lotus Evora, un automóvil extraordinario que en su versión más potente alcanza los 406 CV, logrando prestaciones de auténtico superdeportivo gracias a su chasis ligero de aluminio, a las prestaciones de su propulsor y un gran coeficiente aerodinámico. El arma definitiva para circuito, que se puede usar con todas las comodidades en el día a día gracias a su carrocería coupé de cuatro plazas.

Descubra toda la gama en Lotus Barcelona

En Cars Gallery, el único concesionario oficial Lotus en España, disponemos de la mayor oferta de vehículos Lotus nuevos y Lotus seminuevos. Si visita nuestras instalaciones en el Paseo de la Zona Franca 10 (Barcelona), podrá descubrir nuestras unidades en stock, con costes imbatibles para unos deportivos de excelente rendimiento sobre el asfalto.

Escribe un comentario